¡Bienvenidx!

¡Por fin queda inaugurada esta web! Después de unos meses de duro trabajo por caminos llenos de luces y sombras… ver mi trayectoria plasmada en estos bits me produce mucha satisfacción.

Tras recopilar tanta información, no puedo evitar recordar mis inicios, cuando empecé a estudiar Ilustración en Oviedo. Mi habitación era la despensa de una vieja y húmeda buhardilla. Apenas tenía espacio para un colchón y un zapatero para libros y usaba una tabla a modo de escritorio. Al tener tan poco espacio, pasé muchísimo tiempo rodeada de libros en bibliotecas, dibujando en parques y jardines o de visita en otras casas, junto a personas que amaban el arte tanto como yo y con las que pude compartir multitud de experiencias que recuerdo con cariño.
taller beatriz larepa ilustracion 02
Hoy en día he podido ampliar mi taller. La mitad de una habitación es suficiente para que broten ideas y poder archivar mis materiales (que no son pocos…). Y aunque sueño con tener un estudio más amplio, soleado y fuera de mi hogar, he de reconocer que esta situación me permite pasar mucho tiempo con mi familia, y eso me gusta. Las horas pasan rápidas en él. Me evado completamente hasta el punto de que, a veces, me olvido de comer. Cuando pierdo la concentración, me quedo pensando… ¡y ahí es cuando me doy cuenta de que tengo hambre! Los días de lluvia me gusta sacar punta a todas mis pinturas, es algo que me relaja muchísimo y me lleva a otro universo que aún está por descifrar. Vivir entre colores, papeles, pinceles, lápices y sus olores, me hace feliz, por eso desde que empecé con ello siendo una niña, no lo he abandonado jamás. ¡Qué suerte!

Espero que disfrutes indagando por esta página tanto como yo he disfrutado conociéndome un poco mejor al hacerla. De nuevo… ¡bienvenidx!.