Descalzos

Abandono estas zapatillas, símbolo de los parámetros que no soy a seguir, como una vida que desconozco. Abandono para recorrer nuevas sendas y caminos trazados por mis pies descalzos, libres de condiciones. (manifiesto)

Cansados de la civilización, de que se antepusiera el progreso al deseo y sentires de la gente. Éramos jóvenes y soñadores, por eso una noche culquiera, actuamos. Llenamos con hermosos colores vibrantes y alegres todo tipo de calzado, queríamos que contrastaran con el gris pálido y enfermizo de la ciudad en la que vivíamos, Oviedo. Esa noche de 2008, varios artistas salimos de casa con mochilas cargadas de zapatos, zapatillas y playeras. Realizamos una intervención, colgando el calzado sobre un cable eléctrico en el centro urbano. Así amaneció; tardaron tan sólo 3 horas en quitar la instalación. La idea original está basada en la película “Big Fish”.

MANIFIESTO

“En los días que pasea solitaria el alma ausente en la ciudad, se logra imaginar un mundo sin la obsesión del hombre por crear fríos árboles de cemento, gigantes montañas de desechos. Rodean mi mente muros, paredes, vías encajadas sistemáticamente para caminar por los mismos lugares, las mismas calles, los mismos sitios… Nos llevan al trabajo nuestros pies dormidos, acostumbrados a la mortecina rutina que desvanece nuestro camino verdadero. Nos llevan a procurar un empleo, una pareja, una casa a la cual tenemos derecho, pero por la cual nos exigen abandonar los sueños que ensanchan nuestra alma, ejerciendo lo que no apetece, se realiza por la ligera creencia de que las cosas son así y no se pueden cambiar, amordazando nuestra ilusión, carcomiendo la esperanza y dañando nuestra propia persona. No podemos ver mas allá porque grandes torres de obligaciones, que nos generamos nosotros mismos, nos impiden reposar nuestra mirada tranquila en el horizonte, harta de anuncios, injusticias, guerras, del hambre que arrasa los mismos lugares, las mismas calles, los mismos sitios… Es un absurdo para mantener nuestra mente dormida, hermética, y sin que nos demos cuenta, atraviese nuestro pensamiento por los mismos lugares, las mismas calles, los mismos sitios… Abandono estas zapatillas, símbolo de los parámetros que no soy a seguir, como una vida que desconozco. Abandono para recorrer nuevas sendas y caminos trazados por mis pies descalzos, libres de condiciones”.

DESIGNIO:

  • Crear un espacio inusual que despierte la conciencia de lxs ciudadanxs.
  • Protestar contra el encarcelamiento urbanístico y  la rutina que ahoga el verdadero sentir.
  • Reclamar el territorio, que se dice es “nuestro”, para uso y disfrute de sus habitantes.
  • Imaginar una ciudad donde se pudiera andar descalzo sobre la hierba.